El juicio en el Tarot – Significado de la carta del Juicio

Significado de la Carta del Juicio en el TarotEl Juicio en el Tarot. Un arcano muy interesante, el Juicio es una clara referencia al juicio universal, con este arcángel heraldo que hace sonar la trompeta hacia estas figuras que parecen emerger del suelo. Una clara referencia a la resurrección de las almas difuntas, sometidas entonces a un juicio divino.

Sólo un pequeño inciso: El Tarot tiene a menudo un guiño, una referencia, una representación de los principales conceptos de las tres principales religiones monoteístas, sin por ello vincularse más estrechamente a una u otra de las tres.

Se trata de un hecho excepcional, si pensamos que los tarots nacieron en la Edad Media, en el periodo más oscuro de la historia de la humanidad, donde la religión católica dictaba los ritmos y las leyes de la vida. Por otro lado, el tarot no fue influenciado por la religión católica, sino que tiene indicios que se refieren a ella a la par de los tomados de otras religiones.

Esto se debe a que en el Tarot las representaciones religiosas que se plasman son independientes del vínculo relativo con la religión de referencia, sino que sólo sirven para concretar un concepto, una condición existencial que esos iconos representan, pero al mismo tiempo tomando la distancia de los significados intrínsecos de los propios iconos. El Tarot no está en absoluto vinculado a ninguna religión, sólo utiliza el significado universalmente reconocido.

La imagen del Arcángel anunciando algo es un ejemplo de ello.

El icono se utiliza en este caso para identificar un retorno del pasado. Un retorno que puede referirse tanto a una persona como a una situación pasada, como un miedo, un amor, una pasión.

Las palabras clave que lo distinguen son renacimiento, una llamada, un juicio, la resurrección a una nueva vida de algo. La llamada a una vida diferente a la vivida hasta ese momento, la afirmación de que nada está perdido y de que definitivamente no es tarde para levantarse de donde terminamos. El secreto para ello es poder abandonar la vida cotidiana y los patrones negativos utilizados.

Debemos ser capaces de aprender de nuestros errores, debemos desechar el pasado y sentar las bases de una vida con un sentido diferente, más densa de significados profundos. El Arcángel anuncia y nosotros debemos estar dispuestos a responder a su llamada, como lo atestiguan todas esas almas perdidas que se levantan de las tumbas para cantar las alabanzas de una nueva vida. Cuando sale esta carta en el tarot online, es necesario hacer un balance de lo que somos o nos hemos convertido para entender lo que tenemos que cambiar de nuestros hábitos y negatividad. Un componente de riesgo es necesario en este momento, los compromisos dejémoslos a otros.

El Arcángel de la carta del Juicio anuncia un cambio real, y eso es lo que debemos procurar.

Resumiendo, los significados del anverso son positivos, acontecimientos súbitos y sorpresas repentinas, una renovación total después de una crisis, un giro casi total en todos los campos, laboral, amoroso o financiero.

En el reverso, sin embargo, destaca las enormes dificultades que puede tener la persona que consulta las cartas del tarot online para negarse a aceptar incluso la realidad más evidente, para no querer evolucionar. Lo que se creía concluido se pone en tela de juicio, y es imperativo hacer frente a los compromisos adquiridos al asumir las propias responsabilidades. Es casi seguro que el consultado no quiere rendirse a la evidencia del fracaso y se obstina en posar lo que le dicen desde todos los ámbitos que es lo contrario de lo que piensa. Al hacerlo, añade nuevas frustraciones a las que ya existen, y la situación emocional no hace más que empeorar.

Como siempre repetimos, cada arcano tiene su significado preciso, pero siempre debe leerse junto con las cartas que lo rodean. Tomemos el ejemplo habitual de una pregunta sobre el amor, si la persona que conoces desde hace poco tiempo puede convertirse en algo más importante que una simple historia.

La carta del Juicio sale en medio del dos de Copas y el tres de Espadas.

El dos de Copas habla de una afinidad, pero todavía tiene una barrera en medio, delimitada por el candelabro. La tensión entre ambos es idéntica, pero ninguno quiere dar el primer paso. El anuncio que trae el juicio, especialmente apoyado por el tres de espadas, es que hay algo no resuelto en la persona que el consultante ha conocido y hacia la que alimenta esta atracción.

La espada central de los tres nos dice que esta barrera existe, y la sentencia nos insta a investigar más para ver si esta barrera está ahí y qué grosor tiene. Este hombre no engaña al consultor, pero todavía no es libre de profundizar en lo que le interesa.

Si los dos de copas estuvieran al final, entonces este hombre podría ser incluso uno de poca confianza, que mantiene su pie en dos zapatos, y el juicio en la primera posición advertiría de tener cuidado.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

Deja un comentario