El ahorcado en el Tarot – Significado de la carta del Ahorcado

Significado de la carta del Ahorcado en el tarotEl Ahorcado en el Tarot. La carta del Ahorcado es sin duda una de las más enigmáticas de la baraja Rider Waite. El hombre representado está colgado boca abajo y parece haber encontrado tiempo para poner en práctica el equilibrio impuesto por la carta anterior, la de la Justicia. Para muchas personas, estar boca abajo suele ser una posición normal. Los que practican yoga lo habrán hecho a menudo, por ejemplo.

El personaje del Ahorcado da una sensación de relajación

El personaje del Ahorcado da una sensación de relajación, también por el halo radiante que rodea su cabeza y que indica su estado de bienestar. En la visión tradicional se asocia con una persona que está muy apegada a algo, que está esperando algo, que está haciendo un gran sacrificio. Pero Rider Waite va más allá de estas representaciones. Cambia la perspectiva. El Ahorcado tiene el rostro iluminado por una luz brillante, está sublimado al apri de un ángel. Estar colgado de un árbol debería traducirse en un profundo apego, la luz radiante que supone el apego a los valores espirituales.

Le importa poco la opinión de los demás, que le ven en una posición inusual, y sigue su camino, sin importarle los comentarios. El número XII dado a la carta puede interpretarse en numerología como I y II, Mago y Papessa, o como XXI, el Mundo. El mundo de arriba y el ahorcado de abajo. También hay una similitud en la postura de las piernas con la tarjeta mundial. La carta del Ahorcado se refiere a los puntos de vista, a la forma en que una persona ve el mundo. La posición de la pierna izquierda del Ahorcado, que al estar doblada a 90º es para quien la mira horizontalmente, es como un puente entre la carta anterior y la siguiente, entre la Justicia y la Muerte. La justicia de lo que somos y el punto en el que empezamos a pasar página.

Supongamos que colocamos las cartas del tarot online en orden numerológico en filas de 7. El Colgado estará debajo del Papa y encima del Sol. Su posición invertida parece hacerle poner los pies sobre el significado de la carta superior, sobre el Papa, profanando la conformidad y la lealtad a la tradición que representa, mientras que su cabeza se dirige directamente al Sol, de cuya luz se alimenta y del que se ha apropiado en parte, brillando con su propia luz.

La carta es una advertencia para no dejarse influir por ningún tipo de autoridad o pensamiento.

Se conecta con la carta de Libra, tendiendo a reequilibrar las placas que en ella se representan no en el mismo plano, no en equilibrio. En el caso de que uno logre encontrar este equilibrio, y sólo en ese caso, será digno de ser irradiado por la luz del Sol. Esta es la síntesis de la descripción de este gráfico. El planeta al que se refiere es Neptuno y el elemento que lo distingue es el agua. Las palabras clave son apego, suspensión, disconformidad y detención.

Que significa cuando la carta del Colgado sale por el anverso

Cuando la carta del Colgado sale por el anverso, que en realidad es su reverso, tiene el valor de una persona apegada a valores profundos, una persona que ve las cosas desde otro punto de vista, estando a veces en una pausa de reflexión pero siempre propedéutica a una solución luminosa, recuperando la confianza y el valor para mantenerse firme en sus convicciones. El consultante no quiere manipulaciones ni presiones, en caso de que esta carta salga durante una lectura de Tarot online. Su intención es clara, necesita calma y reflexión mientras espera el momento adecuado para alcanzar su objetivo.

Más aún si sale combinada con la Papessa, que es una carta del tarot que indica quedarse quieto, esperar, no decidir precipitadamente. Si la Rueda de la Fortuna, por el contrario, la precede, está claro que el periodo es absolutamente de reflexión, hay que saber esperar, y si el Mundo fuera la siguiente carta no puede haber más que éxito. El sacrificio de la espera, del desapego a los acontecimientos, se verá recompensado con la consecución del deseo tan contenido.

En el reverso, que entonces se parecería al anverso, apoyado en un árbol esperando algo, significa precisamente eso, que tiene expectativas y se ve afectado por ellas. Está en una posición relajada, casi como si quisiera causar una buena impresión a los demás, temeroso de sus opiniones. En cambio, es hora de moverse, de liberarse de las cadenas que nos envuelven por intentar interferir con los demás. Tiene dificultades para adaptarse a las situaciones que vive.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario