La Rueda de la Fortuna en el tarot – Significado de la carta de la Rueda de la Fortuna

Significado de la Carta de la Rueda de la Fortuna en el TarotLa Rueda de la Fortuna en el Tarot: Aquí estamos, pues, para interpretar el significado del arcano número X, la Rueda de la Fortuna.

A diferencia de las cartas anteriores, en las que todo era esencial, aunque cargado de simbolismo, en las que el paisaje y la limpieza eran los maestros, en esta carta ya no se representa a un personaje, sino a un objeto. Una rueda de la fortuna, con muchos símbolos esotéricos en su interior, con personajes de nuevo de la mitología egipcia y cuatro figuras aladas en las cuatro esquinas. Estas figuras, retomando la definición del profeta Ezequiel, eran los cuatro signos fijos del zodiaco, aquellos signos que se encuentran en la mitad de cada estación.

Cada estación, para los que quieran saberlo, comienza figurativamente con un signo cardinal, continúa con un signo fijo y termina con un signo cambiante. Empezando por la parte superior izquierda para los que miran la carta que se muestra aquí en línea, el primer signo es un ángel, que corresponde a Acuario.

Siguiendo en el sentido de las agujas del reloj está el águila, que es el signo de Escorpio, el león para representar el signo homónimo, y el toro también utilizado para el signo homónimo. La rueda marca el ciclo de las estaciones. Estos símbolos son también los que determinan los signos de los Arcanos Menores:

  • Ángel, aire, semilla de las Espadas.
  • Águila, agua, signo de las Copas.
  • León, fuego, semilla de bastos.
  • Tauro, tierra, semilla de Monedas.

También encontraremos estas cuatro figuras en una carta posterior.

En la carta de la Rueda comienza su ciclo, están en la fase inicial de aprendizaje, con los libros abiertos delante de ellos y con la intención de aprender lo que la rueda expone, conceptos propedéuticos para el paso a la siguiente década de los Arcanos Mayores.

Es en la carta del tarot del mundo, la última carta de los Arcanos Mayores, donde estas figuras habrán completado su curso de aprendizaje y son devueltas sin sus libros, porque ya han visto todo lo que había que ver. La Rueda de la Fortuna, como su propio nombre indica, simboliza el destino, la suerte. Esto se debe a su atribución a la palabra hebrea Kaph, que significa palma de la mano, de ahí la clara referencia a la quiromancia.

La rueda contiene el principio kármico de la reencarnación, representado por Set, la serpiente, que desciende hasta Anubis, que es la nueva vida. Encima de la rueda hay otra esfinge, que nos recuerda que todo lo que muere renace, y que los altibajos de la vida son ciclos necesarios para el crecimiento. Los símbolos alquímicos del interior de la rueda indican la transformación de los elementos por reacciones a las acciones, lo que indica que todo cambia.

En círculo de la Rueda de la Fortuna hay una serie de letras que pueden leerse en el sentido de las agujas del reloj

En el interior del círculo de la rueda hay una serie de letras que pueden leerse en el sentido de las agujas del reloj, en sentido contrario o anagramadas, y que tienen diferentes significados dependiendo de cómo se lean… ¡el concepto es siempre que todo cambia, dependiendo de tu punto de vista! Las letras son T-A-R-O. Lee en este orden, Taro, es el Tarot. Pero leído al revés, Orat, es el habla latina, y la palabra siempre ha ayudado a cambiar.

Anagrama en Rota es el nombre de la Rueda de la Fortuna, en Tora que es el libro de la ley judía o Ator, el nombre egipcio de la diosa del amor. La rueda también puede hablarnos a través de la ley del amor. Lo último que hay que observar dentro del círculo de la rueda son las cuatro letras hebreas que componen el tetragramaton hebreo, el nombre de dios, cada una de las cuales corresponde a una semilla de los arcanos menores.

La rueda de la fortuna no continúa la serie de signos zodiacales, sino que corresponde al planeta Júpiter.

El fuego por un lado y el agua por otro son los elementos que lo distinguen. Las palabras clave de esta carta del tarot son suerte, destino, karma y, por último, la vida en su naturaleza cíclica.

Los significados del anverso de la Rueda de la Fortuna son los del cambio en un momento difícil. Las cosas ocultas hasta ese momento se revelan. La rueda de la fortuna está muy influenciada en su respuesta final por las cartas que la siguen. Si hay una carta como el Loco, significa que el riesgo en lo que se emprende o experimenta es muy alto; si, por el contrario, se colocan cerca cartas de poder como la Emperatriz o el Emperador, el cambio no depende del consultante sino de terceros.

Si la tarjeta Fortuna sale al revés, el cambio no es controlable. Pérdidas financieras, si uno ha hecho inversiones, o es superficial en el cuidado de sus propios asuntos, carece de astucia en la gestión de sus posesiones.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 4.5)

Deja un comentario