La justicia en el Tarot – Significado de la carta de la Justicia

Significado de la Carta de la Justicia en el TarotLa Justicia en el Tarot: La carta de la Justicia está exactamente en el centro del camino que va del Loco al Mundo, la última carta. Esta carta requiere que hagamos un balance de nuestra vida para no comprobar lo que no está equilibrado. Nos obliga a mirar dentro de nosotros, con honestidad y franqueza, y a liberarnos de un pasado que en muchos casos es incómodo.

Una infancia infeliz, una influencia negativa de la familia en nuestro crecimiento, sentimientos de culpa por cosas que deberíamos haber hecho de otra manera, en definitiva, eliminar los desequilibrios, provocados por comportamientos propios o ajenos, que comprometen nuestra estabilidad emocional y han condicionado profundamente nuestra existencia.

La carta de la Justicia del tarot tiene como imagen a la diosa Themis, o Temis

La carta de la Justicia del tarot tiene como imagen a la diosa Themis, o Temis, tomada de la mitología griega, en la que representa la Justicia. Una figura austera, de postura inamovible, sostiene una espada y los platos de la justicia, lo que significa que utilizará todos los medios para mantener el orden divino.

Sentada en un trono que no se ve porque su manto rojo lo cubre por completo, también ella está entre dos columnas, firme en sus decisiones. La justicia representada en los tribunales tiene los mismos platillos de la balanza que son propios de la diosa, porque un juez, un jurado son los que establecen el veredicto justo que equilibrará una situación controvertida.

La mirada de la Justicia se dirige directamente al rostro de quienes la miran.

Nunca aparta la vista, no se le escapa nada, porque todos tenemos que rendir cuentas a la Justicia. La espada para significar una acción profunda y decisiva, un arma que debe servir para cortar algo. Un recordatorio para utilizar el libre albedrío, de forma equilibrada y libre. Nos insta a hacer lo correcto para equilibrar nuestra existencia.

En el anverso, el significado principal de la carta de la Justicia es el de ganar un caso legal. La justicia como signo zodiacal tiene a Libra, ni que decir tiene, y el aire es su elemento. Las palabras clave son juicio maduro, verdad para uno mismo, una decisión correcta. El rito insta al tarotista a hacer un examen de conciencia, a enfrentarse a los problemas para encontrar la solución adecuada, a ser honestos, a tomar las decisiones morales correctas, a intentar alcanzar una conciencia tal que nos permita revisar nuestra vida para hacer un balance correcto que nos permita dotarnos de las herramientas necesarias para enderezar todo lo que está mal en este momento y que se deriva de lo que hemos vivido.

Necesitamos saber lo que hemos sido para poder ser como nos gustaría ser

Si sale esta carta, es absolutamente necesario revisar una situación determinada, para buscar un remedio. Si el consultante pregunta al intérprete de Tarot on line algo sobre una relación y sale la carta de la Justicia, es muy probable que un abogado sea consultado por uno de los miembros de la pareja. La justicia presiona para alcanzar un estado de conciencia. Sin embargo, no piense que la concienciación está exenta de dolor.

¿Cuántas veces hemos apartado la cabeza de lo que no queríamos ver y hemos hecho como el avestruz?

Pues bien, ahora ya no se puede, porque tomar conciencia de algo que, a priori, tratábamos de evitar porque sabíamos que podía hacer mucho daño, incluso en el dolor que causa, da una enorme sensación de liberación en el momento en que se afronta directamente y se aprende a conocerlo, se le puede llamar por fin por su nombre y apellido y, si es necesario, se le puede cortar conscientemente con una espada.

Por otro lado, la carta conlleva un valor de superficialidad en el trato de las cosas. Debilidad de carácter y victimismo porque te culpas de la tendencia negativa de tu vida. En el lado opuesto, está el riesgo de salirse de madre, de perseverar en el temor de enfrentarse primero a uno mismo y luego a los demás por miedo a ser incomprendido.

Uno no confía en sí mismo y permanece en el círculo vicioso de no decir “por miedo a”, o no actuar “por miedo a”. De este modo, el desequilibrio se mantiene y la solución a los propios problemas no está cerca. Alguna otra carta debe intervenir en la puesta para explicar cómo y cuándo, así como si habrá una toma de conciencia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 4)

Deja un comentario