La Emperatriz en el Tarot – Significado de la carta de la Emperatriz

Significado de la carta de la Emperatriz en el tarotLa Emperatriz en el Tarot. Examinemos el significado de la Emperatriz, representada en la carta n.3 del Tarot, asociada al planeta Venus. Podemos ver su símbolo en el cojín sobre el que está recostada. Emblema del amor y la feminidad. La Tierra es su elemento y las palabras clave que la distinguen son creatividad, maternidad, fertilidad, pasión, amor y abundancia. La carta tiene el número III, que nace como una contraposición entre extremos opuestos. (Significado de la carta del emperador)

Símbolo de la naturaleza, del embarazo, del nacimiento, ya que un niño es la suma de los genes de los padres del sexo opuesto que se han unido. Se recuesta sobre una almohada en posición de plena relajación. Su vestido está decorado con granadas, símbolos de la fertilidad, también presentes en la carta anterior de la Papisa. En su mano lleva un cetro coronado por una esfera dorada que representa el mundo.

Una diadema de doce estrellas en la cabeza de la emperatriz simboliza los doce signos del zodiaco. La rodea una naturaleza muy exuberante, que simboliza el carácter cíclico de las cosas, donde todo nace, crece y muere, y esto debe aceptarse como ineludible.

Todo en ella nos remite al placer, a la pasión, a la experimentación de este placer a través de esta pasión.

Enamorada de sí misma, tiene las piernas abiertas como si estuviera siempre dispuesta a ofrecerse. Todos estos símbolos son la premisa para la explicación de la tarjeta si sale en el anverso. Disfrutar de la vida, tener una intensa actividad sexual, un fuerte deseo de maternidad junto con el amor por la naturaleza y por todas las figuras importantes de su vida.

Todas estas facetas, orientadas al placer natural, se interpretan sin embargo de forma responsable, aunque la tarjeta esté definitivamente dedicada al placer sensorial. Una carta de satisfacción, de placer físico, de sensualidad, pero también de creatividad y fidelidad. Otra característica definida por esta carta es la decisión racional del consultor, que prefiere la racionalidad a la emocionalidad. Una carta positiva, que perfila para el consultante un periodo de crecimiento en todos los sentidos.

Distinto es el caso de la carta de la Emperatriz invertida.

Esta racionalidad nos lleva a ser demasiado analíticos, nos vuelve reflexivos porque ya no somos capaces de decidir o evaluar fácilmente cuál es la mejor opción en la situación en la que nos encontramos. También podemos llegar a la apatía, precisamente porque elegir se convierte en una carga, y tendemos a huir de las decisiones.

Esta apatía y pesadez también puede conducir a un bloqueo de esa sexualidad y sensualidad que caracteriza a la persona que descubre esta carta. La Emperatriz, en cambio, nos advierte que no es conveniente aventurarse en historias sentimentales de ningún tipo, a no ser que queramos sufrir y salir perjudicados a la fuerza.

Como en todas las tiradas, está claro que debe leerse junto con la carta que le precede y la que le sigue, pero en cualquier caso la Emperatriz al revés indica tomarse un descanso a la espera de tiempos mejores. Como siempre, la misma carta es ligeramente diferente si miramos el tarot Rider o el tarot de Marsella.

La carta en el tarot Rider se representa con algunos elementos menos simbólicos que en la otra versión.

En ambas, el simbolismo sigue el discurso del intelecto y el movimiento, que está mejor representado en el Tarot de Marsella, donde hay un par de alas más, precisamente para atestiguar que se trata de una carta de movimiento. Además del cetro, en esta versión marsellesa aparece también el escudo, para representar el dominio, la fuerza absoluta del propietario. Una fuerza que se expresa sobre todo con la facilidad de palabra y el buen intelecto.

Los que la descubren denotan que poseen la capacidad poco común de saber poner en práctica sus ideas. Una carta positiva en cualquier caso, que influye significativamente en las cartas que la rodean.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

Deja un comentario